Seleccionar página
Hablamos con el tuitero sevillano más popular. Un @Rancio que ha sabido plasmar sus ocurrencias en novelas de éxito, su última: ‘Un hombre lobo en El Rocío’

 

Cuando decidió hace años escribir su primer tuit desde un perfil llamado @Rancio en el que decía: “Montadito o muerte”, no imaginaba ni por asomo que con el tiempo terminaría siendo un escritor de éxito y que el mismísimo García Márquez leería en sus últimos días una de sus novelas. Julio Muñoz es hoy uno de los tuiteros más populares de Sevilla, todo un precursor del humor 2.0. Un periodista con un ingenio insólito capaz de hacer reír a un madrileño con un chiste que en principio solo entenderíamos nosotros. Pero lo de @Rancio… ¿De dónde viene? “Se me ocurrió porque me tuve que mudar a Madrid y echaba de menos muchas cosas. La diferencia era que en Sevilla cuando tenía antojo de un montadito de pringá me iba a Las Columnas, y en Madrid me tenía que aguantar, así que me inventé @Rancio para decir barbaridades y desahogarme. Lo que no sabía es que desde aquel primer tuit la gente lo iba a compartir tanto”. Me intereso ahora por la decisión de escribir una novela llevando como protagonista a @Rancio. “Me quedé en el paro y se me ocurrió hacer una novela. Pero empecé una cosa muy aburrida y al final me paré y dije “Esto no se lo lee ni Peter”. Así que hice algo para disfrutarlo y mandárselo a mis amigos. Ellos fueron los que vieron que podía gustar a la gente, lo mandé a una editorial y mira, cinco libros después, ¡estamos tú y yo hablando en un periódico!”.

 

Lo cierto es que @Rancio se convirtió de la noche a la mañana en un perfil muy seguido y seña de identidad para muchos. En 2013 creó un hashtag que movió los cimientos de la Sevilla más cofrade. #PetaitodeMontesión pasó a la historia. Vaya la que se lio Julio… ¿Se nos fue de las manos? “Me sentí mal porque creo que se formó tal revuelo que al chaval lo echaron de la cuadrilla de costaleros. Desde aquí, permíteme Pepe este altavoz para buscarle. Me encantaría mandarle los libros e invitarle un día a comer. Creo que aquello no fue justo, de hecho, si un día fue TT nacional, al día siguiente conseguimos que fuera #ReadmisiónPetaito. En serio, es una cerveza que creo que tengo pendiente, si él quisiera, claro. Si alguien sabe cómo contactar con él, que me escriba por Twitter, Facebook o lo que sea”. Dicho queda.

 

“Me encantaría mandarle mis libros al #Petaitodemontesión e invitarle un día a comer. Creo que aquello no fue justo”.

 

Y de varias novelas a ¡la pequeña pantalla con una serie! ¿Cómo fue la experiencia? “Una verdadera pasada. En mi cabeza se ha quedado para siempre. Ha sido una aventura maravillosa, es verdad que éramos un poco, como decía mi compañero de guión, Dani Gamero, “Los Ramones tocando en una comunión”, porque ‘Brigada de Fenómenos’ no se parecía al resto de programas de Canal Sur, pero creo que la gente agradeció ver algo tan distinto y creativo, y a Canal Sur solo le puedo decir GRACIAS por la confianza, la implicación y “¡Olé!” por el valor de innovar así”.

 

Saber que la última novela que leyó García Márquez fue una tuya es algo asombroso para cualquier escritor ¿Qué ha significado para ti? “Bueno, es raro, porque es una historia tan increíble, que estuve mucho tiempo pensando si contarla. Me da miedo que la gente piense que soy un flipado, o que me la he inventado… Pero necesitaba bajarla a la tierra y creo que a todos nos viene bien saber que alguien como García Márquez puso a Sevilla a la altura de Macondo”. Y ¿cómo llegó a tus oídos? “Todo pasó en un bar de Madrid, el Lambuzo. Una pareja me contó que habían comprado uno de mis libros ‘El asesino de la Regañá’ y que se estaban leyendo mucho. Al tiempo, el dueño del bar me llamó y me contó que eran amigos de García Márquez y que, de casualidad, le había dado el libro y este lo había subrayado. Al principio no me lo creí, pero falleció García Márquez y fueron al funeral y recogieron varias cosas, entre ellas el libro. Me llamó, quedé con ella y me regaló el libro con los subrayados. Es un tesoro, como que nos contara la secretaria que, al leerlo, preguntó si la Sevilla que contaba era una ciudad inventada”. La pregunta me salió sin pensarla ¿qué llegó a subrayar? “Hace poco colgué una foto de un subrayado en mi perfil de Instagram. Resaltó varias frases, una que decía “Fuera hay silencio”. Las frases parecen mucho mejores al verlas seleccionadas por él. Creo que me tatuaré alguno de sus subrayados”.

 

Bueno, supongo que has venido a hablar solo de tu nueva novela ‘Un hombre lobo en el Rocío” ¿no Julio? (risas) “La gente me está diciendo que es la más divertida y la que tiene mejor trama. Algo que me gusta mucho es que nadie, por ahora, se ha olido el final antes de tiempo. Eso me encanta. Además, por supuesto tiene tuits de gente y la novedad de que el lector puede decidir qué hacer en algunos momentos, como en los de “Diseña tu propia aventura”. Se han vendido ya un porrón, y aún no hemos empezado con las promociones, así que estoy encantado”.

 

Me alegro mucho… por cierto ¿Alguna vez te han parado por la calle diciéndote @Rancio? “¿Alguna vez? De lo que no me acuerdo ya es de mi nombre real. Incluso cuando hice la maratón de Sevilla, iba yo echando el bofe y la gente me gritaba “Vamos rancio, mamona ¡déjate de cervezas y de montaditos y corre más!”. (Risas). Y ahora que estás por los madriles viviendo ¿qué crees que le sobra y le falta a Sevilla? “Cuando estás fuera, las carencias de Sevilla se convierten en delicias. Te pongo un ejemplo, si yo salgo un martes, me lío y tengo que volver andando porque hay pocos taxis, puede ser una carencia que en Madrid no tendría, pero me obliga a dar un paseo por esa ciudad, desierta, solo para ti, y eso es una delicia”.

 

Pepe Santos, CEO de Grupo Blogosur Comunicación

@PPSantos_S