Tras una cuesta de enero bastante fría y empinada, comienzo a ver la luz como si de un nuevo amanecer se tratase… Lejos de lo personal y en cuanto al plano social y económico, 2008 ha llegado con una gran incertidumbre económica a nivel nacional e internacional que sin lugar a dudas se ha dejado sentir bien en Sevilla. Comerciantes y negocios de todo tipo subrayan que sus economías no van nada de bien, prueba de ello es la escasez de compra estas Navidades, y encima tenemos que soportar que nuestro Ayuntamiento anuncie sin tapujos que la capital hispalense es la que más ha visto aumentado su tejido empresarial de toda Andalucía. Como si nada pasara. En fin, lo que se dice mirar hacia otro lado haciéndose el sueco. Como digo, no hay nada más que preguntar y comprobar que lo económico no va por buen camino… Pero como no todo el monte tiene por qué ser olivo, hoy me ha soprendido y a la misma vez alegrado saber que la Junta de Andalucía por fin se va a hacer cargo de rehablitar la iglesia de Santa Catalina. Una buena noticia no sólo para vecinos como yo, sino también para una Hermandad como es la de la Exaltación, y para Sevilla entera, ya que se trata de una joya gótico-mudéjar del siglo XIV.

Volviendo a lo personal, vuelvo a ver la luz y como no podía ser de otra forma vuelvo a este rincón para seguir informando, opinando y aprendiendo gracias a todos vosotros.