Sevilla ha vivido en los últimos meses uno de los periodos más lluviosos que se recuerdan. Días y días de agua que han traído inundaciones importantes en distintas localidades de la provincia, por no decir en otros puntos de Andalucía donde la situación ha sido ‘catastrófica’. Aunque aún no están descartadas totalmente las lluvias, al menos, estamos degustando de días consecutivos de sol, ese mismo sol que tanto criticamos en verano y que ahora invocamos por necesidad. Ojala nuestras fiestas -que están a la vuelta de la esquina- se celebren ajenas de toda lluvia.

Como ejemplo ‘dramatizado’ de lo vivido en estos meses, os dejo una fotografía que un fiel lector de este Blog ha querido compartir con todos nosotr@s. Una estampa ‘simpática’ que refleja, por un lado, nuestro carácter ‘exagerado’, y por otra, la sensación de pesadumbre que hemos padecido durante todo este tiempo.

Autor de la fotografía: José García.