Este buen hombre es un clásico de los días previos de nuestra Semana Santa. ¿Quién no lo ha visto alguna vez en la calle Martín Villa con su coche ‘cofrade’ aparcado? En la parte trasera de su automóvil expone una recreación en miniatura de nuestra ciudad en Semana Santa, una obra de arte que acompaña con música cofrade. A cambio, y sin pedir nada a nadie, admite algún que otro euro. Cada año aparca durante largos días su coche ‘cofrade’ junto a la plaza de la Campana para disfrute de tod@s. En mi caso, cada vez que lo veo, es cuando comienzo a contar de verdad las horas para que todo comience.

1
Hola 👋🏻, ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by