El pasado Lunes Santo la lluvia fue protagonista y provocó que algunas Hermandades decidieran no poner su Cruz de Guía en la calle. Otras, se aferraron a la suerte y optaron por arriesgar y hacer Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral. Es el caso de la Hermandad de la Redención, que pese a estar estrenando nuevas bambalinas no dudaron en salir. Al final, el tiempo respetó en parte la jornada de tarde y tan sólo hizo asomo en determinadas ocasiones y de manera leve. Prueba de ello es la foto que os traigo, donde podemos observar –curiosamente- cómo una madre abre un paraguas para cobijar del agua a su hijo que va vestido de Nazareno. Una estampa que refleja casi a la perfección lo que se vivió el Lunes Santo de 2010 en Sevilla.

1
Hola 👋🏻, ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by