Este fin de semana, paseando por calle Butrón (muy cerquita del Santuario de la Hermandad de Los Gitanos) me quedé impactado con esta imagen. De repente, me vino a la mente la típica reunión de vecinos donde no se pusieron de acuerdo para poner un ascensor en la comunidad… y el propietario del piso más alto, arto ya de subir escaleras, dijo: “¡Ah! ¿Sí?… pues me pongo un montacargas en la fachada y a ver quién es el guapo que me dice algo…”. Dicho y hecho.

Si camináis por esta calle no olvidéis alzar la vista y alucinaréis como yo, y con suerte, incluso, veréis algunas bolsas del ‘Día’ (supermercado) colgando del montacargas. ¡Qué arte más grande! Lástima que, de momento, este montacargas no sirva también para subir personas, que si no… más de un vecino copiaría la idea.

A decir verdad, lejos de que se pueda tratar de algún caso especial, bien personas mayores o impedidas que no puedan cargar nada por las escaleras o algo parecido y tengan un permiso excepcional, me parece bochornoso ver en una fachada de un edificio del centro de la ciudad estampas como esta. No quiero ni pensar si algún turista pasa por ahí y capta la imagen con su cámara… ¿qué imagen se llevará de nosotros?

En fin, la verdad es que la imagen que os traigo, cuanto menos, es alucinante. Por cierto, ¿conocéis algún caso similar? ¿Os habéis encontrado alguna vez por Sevilla con alguna otra estampa insólita de estas?

1
Hola 👋🏻, ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by